Project Description

thumb_pers

Esos trabajos que me encargo a mí mismo

Es curioso lo que nos pasa a los ilustradores y dibujantes. La gente “normal”, cuando tiene tiempo libre, hace otras cosas diferentes a su trabajo: lee, va al cine, escucha música, pasea o incluso dibuja o pinta si su ocupación habitual no está relacionada con ello. Pero nosotros no. Nosotros cuando trabajamos, dibujamos y pintamos. Y cuando no estamos trabajando, nos ponemos a dibujar y a pintar por placer. No me digáis que eso no es un poco “raro”.

A riesgo de parecer pedante, no deja de ser cierto que el arte es una forma de vida. Los que nos dedicamos a esto no lo hacemos para conseguir un trabajo fijo, dinero en abundancia o éxito social. Es que, de verdad, no podríamos vivir sin el placer de sentir el rasgar de un lápiz sobre un papel o el suave deslizar de un pincel sobre una cartulina. Y sí, dibujar con la Wacom también da gustirrinín.

En esta galería podéis ver algunas de las cosas que hago cuando no estoy “trabajando”, esos “encargos” que surgen de uno mismo, que es el más exigente de los clientes.